Acabar con la agricultura no salvará el Mar Menor

Fundación Ingenio lamenta que el ministerio de Transición Ecológica no atiende a las soluciones del sector agrario, que tienen el respaldo de la comunidad científica

Fundación Ingenio, que agrupa a más de 10.000 agricultores y 45 cooperativas del Campo de Cartagena, lamenta que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, “vuelva a culpabilizar solo al sector agrario del deterioro del Mar Menor”, tras la intervención de la ministra en el Pleno de Control al Gobierno celebrado ayer en el Senado.

Para Natalia Corbalán, directora de Fundación Ingenio, es necesario “menos sectarismo ideológico y más soluciones reales”. Es “incongruente” que la ministra paralice la única solución viable para el Mar Menor en el corto plazo. “Parece que la ministra solo escucha el argumento de los ecologistas y no atiende a las propuestas que cuentan con el apoyo de la comunidad científica”, lamenta Corbalán.

Acabar con la agricultura no salvará el Mar Menor

La comunidad científica asegura que aunque se prohibiese la agricultura en Cartagena, “el Mar Menor seguiría recibiendo aguas con nutrientes del acuífero durante más de 20 años”, comenta Natalia Corbalán.

El problema no es de las prácticas agrarias presentes y considera que es un error criminalizar la agricultura actual. “Destruir la agricultura no va a salvar el Mar Menor”. “Desde el sector agrario llevamos años de compromiso medioambiental para promover buenas prácticas, implementar tecnología innovadora y fomentar actuaciones sostenibles con el entorno”.

Otros factores del deterioro del Mar Menor

En ese sentido, Fundación Ingenio asegura que el deterioro del Mar Menor es por un conjunto de factores que no solo tienen que ver con el Campo de Cartagena y los agricultores.

A su vez, onsidera que para solucionar el problema de raíz existen una serie de obras e infraestructuras que cuentan con el consenso de la comunidad científica, ingenieros y técnicos. “Es un suicidio no acometer inversiones en infraestructuras que el ministerio niega a Murcia y que tienen guardadas en un cajón”, crítica Natalia Corbalán. Se aboga por una solución conjunta con aval científico “más allá de los intereses partidistas y cortoplacistas de los partidos políticos”.

Por eso, trabajan en una propuesta multi-actuación de un Anillo Protector Ambiental para el Mar Menor, que aúna a todos los agentes implicados y que cuenta con el aval de la comunidad técnica y científica. “Ya está bien de demonizar a la agricultura, vamos a trabajar todos juntos para salvar el Mar Menor y preservar el empleo en el Campo de Cartagena”, señala Corbalán.