Las plagas de hormigas vuelven en verano

¿Qué debemos hacer para evitar tener hormigas?

En Sembralia conocemos el problema derivado de la presencia de hormigas en casas y jardines, por lo que nuestro ingeniero agrónomo José Antonio Sotomayor nos recomienda una serie de productos para poder acabar con estos molestos insectos:

Temobi Insect

Insecticida ecológico aplicable con pincel o brocha para capturar insectos voladores y rastreros. Una vez aplicado, la evaporación del producto contenido no tóxico. No se seca y conserva sus características, incluso expuesto a agentes atmosféricos.
Es una cola viscosa indicado para insectos como procesionarias u otro tipo de bichos o plagas trepadoras o voladoras.

Tierra de Diatomeas

Insecticida mineral de origen natural formado por acumulación de algas microscópicas en los fondos marinos. Lucha contra plagas de insectos en las plantas sin ser nocivo para otro tipo de animales.
También es una fuente natural de nutrientes para la plantas gracias a su composición de algas, por lo que se puede aplicar en cultivos ecológico.
  • Fertilizante ecológico
  • Apto para todo tipo de plantas y cultivos
  • No contiene biocidas ni venenos
  • Puede usarse en animales
  • 100% natural
  • Apto para todo tipo de plantas y cultivos
  • No contiene biocidas ni venenos

Se trata de una roca sedimentaria formada por microfósiles de algas marinas unicelulares que crean diatomita, un mineral natural compuesto principalmente de sílice.

Insecticida de origen natural formulado por sílice. Tierra de diatomeas esta indicado contra plagas de insectos sin que este producto afecte a otro tipo de animales. Por ello, se puede aplicar en cultivos ecológicos.
Es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones para impedir que las hormigas penetren, vivan y se reproduzcan en el interior de un edificio:
  • Mantener una buena limpieza de la cocina y el comedor para eliminar las fuentes de alimentación.
  • Limpiar regularmente los estantes donde se almacena la comida, sobre todo si hay alimento derramado.
  • Lavar los platos inmediatamente después de las comidas para eliminar los restos de comida de ellos.
  • Retirar los restos de comida de los electrodomésticos (tostadoras, p.ej.) y debajo y detrás de estos (refrigeradores, cocinas, etc.).
  • Cerrar en recipientes los alimentos que puedan atraer a las hormigas (azúcar, miel, etc.).
  • No dejar durante la noche comida y agua para los animales domésticos.
  • Vaciar con frecuencia los cubos de basura.
  • Reparar las fugas de agua y eliminar las fuentes de humedad.
  • Sellar grietas y agujeros en las paredes que puedan favorecer la entrada de hormigas desde el exterior.
  • Evitar plantar árboles y arbustos cerca de los edificios; muchas especies de hormiga están asociadas con plantas que contengan poblaciones importantes de pulgones.

Con todo, estas medidas preventivas pueden ayudar a evitar que las hormigas entren y se asienten en casa.

Las condiciones estivales favorecen el aumento de hormigas en los hogares españoles, que aprovechan para invadirlos en busca de comida y agua.

Con cada verano, las hormigas encuentran las condiciones óptimas para reproducirse e invadir las casas y los jardines, convirtiéndose en una de las plagas más persistentes, molestas y desagradables. Ya sea para garantizar la protección de la vivienda cuando se está de viaje o para disponer de segundas residencias seguras mientras se disfruta de las vacaciones, hay recomendaciones que se pueden seguir para minimizar la presencia de hormigas.

Eduard Durany, experto en hormigas de la empresa especializada en control de plagas Anticimex, destaca que las hormigas realizan un papel fundamental en su medio natural, descomponiendo la materia orgánica, dispersando semillas o actuando como agentes polinizadores de las plantas. Los problemas surgen cuando entran en nuestros hogares en busca de comida y agua.

Una hormiga poco exigente pero muy insistente

En la península ibérica se han registrado unas 300 especies de hormigas, 17 de las cuales son exóticas, procedentes de otros continentes. “Aunque las hormigas se encuentran entre las plagas más frecuentes, muy pocas especies causan problemas. La mayoría de las ellas viven en el campo y casi nunca se llegan a ver en el interior de un edificio porque no encuentran en él su hábitat óptimo”, matiza Durany. Las pocas especies que pueden observarse dentro de las casas son especies poco exigentes, a menudo invasoras y exóticas, que en el campo no pueden competir con las especies nativas y aprovechan las condiciones que les ofrecemos en el interior de las casas para proliferar

Una de las especies más comunes en los hogares de España es la hormiga argentina, identificable por el color castaño claro del torso, de unos 2mm de longitud. Se caracteriza por las largas hileras que forma, con un incesante ir y venir de hormigas de apariencia nerviosa. Por lo que respecta a su hábitat, nidifica en cualquier lugar que les proporcione protección y cierto grado de humedad, por lo que suele ser más común encontrarlas en poblaciones costeras. Aun así, toleran temperaturas bastante bajas y su hibernación es bastante corta (en casas con calefacción puede llegar a presentar actividad durante todo el año). En cuanto a la alimentación, el mayor reclamo para la hormiga argentina son las sustancias azucaradas, aunque se nutre de todo tipo de materia orgánica.

¿Cómo evitar problemas con las hormigas?

La prevención es la mejor estrategia para evitar que las hormigas entren e invadan el interior de las casas. Deben centrarse los esfuerzos en eliminar los factores que pueden favorecer su proliferación sellando las vías de entrada y eliminando sus fuentes de comida y agua

 Los expertos recomiendan medidas preventivas, pero si el problema ya está en marcha, apuestan por sellar las vías de entrada y cortar sus fuentes de alimento.

Deja un comentario